Todo el oficio todo: 100% Bazán Vera

Homenaje redonderil al Indius Ñandubaysalis Verum, especie en extinción.

Escrito originalmente por peluca para La Redó!, publicado originalmente el 14/11/2005 – FuenteFuente de la imagen

Lugar: cancha de Ferro
Partido: Ferro vs Almirante Brown (B Metro 2001/02)

Los de la Fragata se encuentran con un gol de chiripa. Inmediatamente después de ponerse en ventaja los jugadores aurinegros empiezan a sentir calambres, sufren desmayos espontáneos después de cada corner, hacen constantemente señas para que entre el médico del plantel porque sintieron tirones, etc. etc. etc… El súmmum de semejante conducta dilatoria llegó en el segundo tiempo:

Corner para Almirante frente a la enardecida e indignada (?) popu de Ferro. Camina len t a m e n t e a hacerlo efectivo el portador de la casaca número nueve (9): el señor Bazán “rechacé la guita de México para seguir jugando en Brown” Vera.

A medida que este profesional del balompié se acerca a la esquinita del corner (la que da a la avenida Avellaneda) le empieza a llover todo tipo de insultos haciendo referencia a las cavidades pre-uterinas de sus familiares directos, invitaciones a retirarse y/o dirigirse a las mismas por propia voluntad, algún que otro le pidió que le recuerde a su esposa que cambie las sábanas porque cada vez que la visita siempre encuentra las mismas sábanas, y hubo también quienes directamente lo acusaron de “negrosuciomalparidoputocomegato” (sí, por cantidad había descuento parece).

El antedicho personaje toma la pelota en sus manos y la coloca sobre la línea que marca el límite del área desde donde se hace efectivo el lanzamiento (desde ahora llamaremos “esquinero” a ese vértice del campo de juego). La coloca sobre la línea del esquinero, apoya su pie encima de la pelota como acomodándola y sutilmente la adelanta 30 cm. El jugador toma carrera para enviar el centro y el juez de línea le dice:

“Señor, la pelota debe estar dentro del esquinero”.
“Ah”, dice BV.

Toma la pelota con una mano y la vuelve a colocar en los límites del esquinero, se toma unos segundos y luego le señala el balón al línea como preguntando “¿ahí está bien?”. El sorete de luto asiente y Bazán Vera va a cobrar la falta? pero ¡ooops!: pone cara de recórcholis y señala el esférico mientras dice: “Se movió”. Entonces sin más se acerca a la pelota y vuelve a acomodarla dentro del esquinero (a todo esto el caudal de insultos hacia el jugador se había cuadruplicado). Se para junto al balón y apenitas roza el mismo con la punta de su botín logrando que la redonda ruede un par de centímetros hasta fuera del esquinero, mientras él se queda parado junto al banderín dentro del campo de juego.

A esta altura las puteadas ya eran una pared de sonido más fea que la cara de Lemmy Kilmister. El árbitro se acerca al jugador y le dice: “Juegue”. El protagonista entonces señala el esquinero y le pregunta: “¿La pongo ahí?”. El juez asiente y vuelta a acomodar la pelotita, pero esta vez mientras la acomoda se la rebusca para que su pie impacte moderadamente contra la bocha y ésta se deslice unos centímetros más allá del esquinero, abre los brazos y pone cara de “esta pelota se mueve, así no se puede patear”, el coprófago vestido de negro y con banderín en la mano lo mira mal y le dice que se deje de joder y que patee el puto corner de una puta vez.

Bazán pone cara de “yo soy un buen pibe” (igual nadie le cree), se acomoda para patear y lo hace en forma suave y despreciativa, a desgano, la pelota rueda dos metros y se detiene, el referí mete un pique corto desde el área para amonestarlo pero BV lo madruga y señala la pelota mientras dice “es como la cuarta vez que la pongo en juego”.

El árbitro se da cuenta de que es un boludo y se queda en el molde. Ahí también se aviva el 6 de Ferro (el Fruta Marcelo) que mete un pique rapidísimo (?) y rechaza con toda su furia apuntando al cuerpo del delantero desde menos de 2 metros de distancia, la pelota impacta en Bazán Vera y se va por línea de fondo. Saque de arco.

La novela entera duró entre uno y dos minutos de juego: desperdició un corner, ganó tiempo, enfrió el partido, calentó (más) a los rivales. Y todo con un poco de viveza y el reglamento en la mano.

5 reglas bien pensadas en el fútbol

Escrito originalmente por Perplatado para La Redó!, publicado el 29/07/2004 – FuenteFuente de la imagen

Reglamento completo en PDF

  • El lateral se hace con las manos. A pesar de lo que diga Bilardo, esta es una regla sabia. Que se te vaya la pelota al lateral no es una infracción, y la idea de usar las manos es volver a poner en juego la pelota más o menos en el mismo sector por el que salió. Haciendo el saque con el pie no habría diferencias entre un lateral y un tiro libre, y todos los laterales serían centros, lo cual sería aburridísimo.
  • El reloj no para. Muchos pretenden instaurar el tiempo neto en el fútbol. Yo pienso que el sistema actual es mejor porque el partido se sigue jugando aunque la pelota no esté en juego. Por ejemplo, cuando hay un corner se espera a que lleguen los defensores a cabecear y el equipo que defiende puede encontrar maneras de contrarrestar eso (como dejar varios atacantes arriba), todo antes que se tire el corner. El tiempo neto ignora todo eso. Lo mismo vale para el asunto ese de pedir minutos, que se hace en el básquet y se trató de poner en el fútbol (lo probaron en un mundial sub 17 o algo, me parece).
  • El pase al arquero es la modificación mejor pensada de todas las que hicieron en los últimos años (o lustros, o décadas). Mírense algún partido no muy resumido de antes de 1992 (por ejemplo, alguno del Mundial ‘90) y vean lo insoportable que se había vuelto el recurso del pase al arquero. La regla actual evita exactamente ese uso pero no prohíbe el pase al arquero ni le impide usar las manos cuando es legítimo: si uno le pasa la pelota al arquero con la cabeza suele ser porque lo necesita.
  • Nada de publicidad. Esta es de hace poco y la celebro, está prohibido que haya publicidad en el campo de juego y adentro del arco, lo cual evita distracciones inútiles al espectador y también al jugador. Miren un partido de rugby y vean lo feo que es esto.
  • Modificación de las reglas. Para cambiar las reglas hay que convencer a las asociaciones británicas, que son las que las escribieron y son conservadoras. Esto hace que los cambios que se hacen no cambien la esencia del juego, que se dediquen a mejorar aspectos puntuales de unas reglas que están hechas con criterio desde hace más de 100 años. Y, por las dudas, está establecido que no se puede modificar que el que gana el partido es el que hace más goles.

Semiología de los cambios

Los directores técnicos están gritando todo el partido, pero el momento en el que realmente están diciendo algo sobre el equipo es cuando hacen los cambios. Puede no reflejar el desarrollo del partido, pero es el mensaje que, queriendo o no, el técnico manda. Hay una serie de códigos que se aplican a esta posibilidad reglamentaria, que intentaremos explorar a continuación.

Sigue leyendo

La radio

Desde antes de existir la radio comercial, se transmitían partidos de fútbol. En épocas pretéritas, la gente se reunía en lugares públicos, como la puerta del Luna Park, a escuchar el relato de eventos deportivos que despertaban expectativa. Era un fenómeno parecido al que ocurre hoy en muchos bares, donde transmiten partidos codificados, y ocasionalmente frente a las vidrieras de las casas de electrodomésticos.

Sigue leyendo

Narrativa

¿Cómo debe ser un buen relator de fútbol? Ante la escasez de relatores que hagan un trabajo competente en el fútbol televisado, llamativa a raíz de la expansión de la cobertura de fútbol que se ha venido dando en los últimos lustros, intentaremos tirar datos sobre lo que nos gustaría oír, en el caso de que fuera necesario tener gente que nos cuente lo que estamos viendo.

Sigue leyendo

Reestructuraciones del ascenso, parte 2: era Nacional (updateada)

Segunda y última edición del repaso de la historia del ascenso en Argentina, esta vez con unos cambios extra ya que corrió cierta agua debajo del puente. Para 1967 se creó el Regional, que permitió a los equipos «indirectamente afiliados» participar en AFA, pero no sería el único cambio…

Sigue leyendo

Reestructuraciones del ascenso, parte 1: era Metropolitana

Con el foco puesto mayormente en el profesionalismo, aunque sin olvidar el amateurismo, repasaremos las reestructuraciones que han ido sufriendo las categorías de ascenso del fútbol argentino.

Sigue leyendo